“Minnie” Cupcakes

Este fin de semana, acabamos de preparar los siguientes cupcakes para una fiesta muy “Minnie” en la que debían predominar los colores rosa y negro. Esto, junto con la petición de que los cupcakes tuvieran chocolate en su interior, fueron las premisas que debíamos tener en cuenta.

Pese a que no soy muy fan del fondant, en esta ocasión he decidido utilizarlo para hacer plasmar la característica más típica de la pareja de ratones más conocida del mundo mundial: Sus orejas!! (Todo un símbolo de Mickey y Minnie Mousse!!).

Lo primero que hice fue ponerme a investigar por internet, hasta la fecha jamás había hecho unos cupcakes de Minnie y, quería ver algunos, saber cómo lo hacían y sobretodo, buscar inspiración por la red.

Minnie Cupcakes

Así que me puse manos a la obra e hice unas orejas y un lazo con fondant que serían el símbolo perfecto para estos cupcakes con alma de Minnie.

Minnie Face

(Con un pequeño cortador de galletas redondo y fondant negro, podéis hacer las orejas. El lacito, lo tuve que hacer a mano, ya que no tengo molde, pero si tenéis un molde para hacer lazos con fondant, llegó el momento de darle buen uso!).

En esta ocasión, para la base de los Cupcakes de Vainilla, utilicé la receta de Objetivo Cupcake Perfecto, lo único que hice distinto, fue rebajar un poco las cantidades de azúcar y rellenarlos con un poco de Nutella.

Pero no podíamos dejar solos en la fiesta a estos cupcakes de vainilla con corazón de chocolate y alma de Minnie…Por ello, empezamos a preparar a sus acompañantes, unos mini cupcakes con sabor a infancia, estos mini cupcakes de algodón de azúcar.

Minnie Cupcakes web

Hasta la fecha, siempre he sido, (y sigo siendo), muy reticente a la hora de utilizar aromas artificiales en mis elaboraciones, de hecho, siempre utilizo productos naturales para su preparación y nunca uso preparados. Pero desde que intenté hacer unos suspiros, (los pequeños merenguitos), con sabor a chicle…me enganché a su sabor!! (Como que me comí 4 del tirón…). Y, al tratarse de una fiesta infantil, me pareció que esta era una muy buena razón para hacer unos pequeños cupcakes de algodón de azúcar.

Minnie Cupcakes Face2

Espero que os gusten!   Feliz fin de semana!!

Anuncios

Bundt Cake de Toffee y Chocolate

Ya hace tiempo que tenía en mente comprarme uno de esos moldes tan bonitos que aparecen en absolutamente todas las tiendas de productos y útiles de cocina: Un molde de la marca Nordic Ware. Uno de esos moldes con formas imposibles que dan la sensación de que tener que sacar entero un bizcocho de allí sea misión imposible, sobretodo si no lo has probado nunca.

Bund Cake

Estos moldes son para elaborar unos bizcochos denominados Bundt Cakes, estos bizcochos se caracterizan generalmente por estar horneados en unos moldes especiales, (los moldes Bundt), que tienen una especie de chimenea que permite que circule el aire y que el bizcocho se hornee de un modo uniforme. No existe una receta única para su elaboración y las formas tan especiales que ofrecen estos tipos de moldes, se inspiran en un pastel tradicional europeo, el Gugelhupf. Estos bizcochos empezaron a ser populares en América del Norte entre los años 50/60 cuando la marca Nordic Ware, registró el nombre de Bundt y empezó a fabricar utensilios Bundt de aluminio, la publicidad hizo el resto y, actualmente este tipo de bizcochos están empezando a calar entre los aficionados a la cocina y repostería, especialmente en la temporada otoño/invierno.

Hoy os dejo con la receta de mi primer Bundt Cake, una receta de Corazón de Caramelo, y que os aseguro repetiré. Se trata de un bizcocho de textura húmeda, nada parecida a los típicos bizcochos secos que podemos encontrarnos por ahí, se aprecia su frescura y tiene un sabor tan agradable!!…Tenéis que probarlo!

Sin más, os dejo con la receta de Corazón de Caramelo de este Bundt Cake,  de la que únicamente he cambiado la salsa de caramelo, (que haré en la próxima ocasión), por ganache de chocolate, (se me olvidó comprar nueces…).  La receta original, la encontraréis en el enlace anterior.

Bund Cake de Toffee y Chocolate 

Ingredientes para el Bundt Cake: 

225 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

380 gr. de harina

4 huevos

2 cucharaditas de levadura química tipo Royal

1 cucharadita de bicarbonato sódico

1/4 de cucharadita de sal

200 gr. de azúcar moreno

250 ml. de buttermilk (más abajo te explico cómo hacerlo)

2 cucharaditas de extracto de vainilla

250 ml. de toffee

Ingredientes para el Toffee:

160 gr. de azúcar

60 gr. de mantequilla

115 gr. de nata

Ingredientes para el Ganache:

125 gr. Chocolate negro de calidad

100. nata líquida

Bund Cake 2

Preparación:

Empezamos preparando el toffee que utilizaremos en el relleno de Bundt Cake para darle tiempo a que se enfríe mientras pesamos y preparamos el resto de ingredientes. Pondremos el azúcar en una cacerola y con una cuchara de madera la removeremos hasta conseguir un caramelo color tostado oscuro, pero sin que llegue a quemarse. Retiramos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla de una vez, con cuidado de que no nos salpique el caramelo, ya que este quemaría mucho. Movemos con la cuchara para que se integre bien la mantequilla con el caramelo. Añadimos la nata y movemos constantemente hasta que veamos que se ha mezclado bien y obtenemos una crema lisa y sin ningún grumo. Reservamos hasta que se enfríe.

Ahora prepararemos el buttermilk,mezclando 250 ml. de leche con dos cucharaditas de zumo de limón o de vinagre blanco, (yo utilicé vinagre blanco), y removemos bien. Dejamos reposar durante 10 minutos y observaremos entonces como en esos minutos ha cambiado el aspecto de la leche y ahora tiene aspecto como de leche cortada. No os asustéis, es así  como debe quedar.

Precalentamos el horno a 175ºC. y engrasamos un molde Bundt, yo utilicé spray desmoldante pero podéis utilizar  un poco de aceite, siempre con cuidado de repartirlo bien por todos los recobecos del molde ayundándonos con un pincel.

Tamizamos juntos la harina, la levadura, el bicarbonato sódico y la sal y reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar moreno durante 4 ó 5 minutos ó hasta al observar que obtenemos una crema esponjosa y que haya aumentado de volumen.

Añadimos ahora el toffee, (OJO! debe estar completamente frío!),  y batimos hasta que se integre bien en la mezcla. Añadimos el extracto de vainilla y los huevos de uno en uno, esperando a que se vayan integrando antes de añadir el siguiente.

Vertemos la mitad del buttermilk en la mezcla y acto seguido la mitad de la harina a cucharadas. Continuamos echando la otra mitad del buttermilk y terminamos con el resto de la harina. Batimos lo justo para que se integre y echamos la mezcla en el molde que teníamos reservado. La masa debéis echarla siempre desde el mismo punto, que sea ella sola la que vaya extendiéndose por todo el molde y, cuando hayamos terminado de añadirla, colocaremos un paño sobre la encimera y daremos sobre él unos golpecitos con el molde, para que la masa se asiente bien por todos los rincones  y suban a la superficie las posibles burbujas de aire que se hayan podido formar durante la preparación.

Introducimos el molde en el horno durante 50 ó 55 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un palito o brocheta, éste salga completamente limpio.

Sacamos el Bundt Cake del horno y lo dejamos reposar sobre una rejilla, exactamente 10 minutos. Pasados los 10 minutos desmoldamos nuestro Cake con mucho cuidado sobre la rejilla hasta que se enfríe completamente.

Para desmoldarlo correctamente, debéis coger el molde con unas manoplas para evitar quemaros y, suavemente, moverlo hacia adelante y hacia atrás así como de izquierda a derecha, pronto notaréis como el bizcocho ya no se encuentra pegado en las paredes del molde, entonces suavemente, podéis dar un pequeño toquecito con el molde sobre la encimera cubierta con un paño, y si notáis que ya el bizcocho está suelto, podréis desmoldarlo sin problemas y dejarlo enfriar completamente sobre la rejilla.

El Ganache lo preparemos como viene siendo habitual. Empezaremos calentando la nata líquida hasta que esté a punto de empezar a hervir, en ese momento la sacaremos del fuego y la volcaremos sobre el chocolate que tendremos previamente cortado en un bol. Batimos hasta que el chocolate se haya fundido totalmente y la mezcla sea homogénea y podemos entonces verterlo sobre nuestro Bundt, que seguirá en la rejilla, de modo que el chocolate sobrante caiga.

Espero que os guste!! A mi no me ha gustado, me ha encantado!!

La boda de Sergio & Saray

El pasado fin de semana tenía lugar el enlace de Sergio & Saray. Ante todo, quiero agradecerles la confianza que depositaron en mí al pedirme les prepara los detalles con los que querían obsequiar a sus invitados a la boda.

Contactaron conmigo a través de la Pastisseria Handmade, haciéndole llegar a Marina, propietaria de la pastelería, las fotos de unas galletas que les encantaban y que habían encontrado por internet. Marina me hizo llegar las fotos y me puse manos a la obra, intentando reproducir fielmente aquellas imágenes que contenían dos galletas distintas, una para los invitados y otra para las invitadas.

Nuvia

Únicamente introducimos dos variantes, la primera de ellas: Decidimos incluir el nombre de la pareja en cada una de las galletas.

Nuvis

La segunda: El tipo de glasa que decoraba la galleta tipo esmoquin, en esta ocasión la haríamos de chocolate. Al hacerla así sólo tendríamos que añadir un poquito de colorante negro a la glasa, de este modo  lograríamos no alterar en absoluto el  agradable sabor de la galleta. (Como sabéis las personas aficionadas a la repostería, los colores rojo y negro son los más difíciles de conseguir, esto provoca que tengamos que añadir mucho colorante a la mezcla lo que fácilmente puede alterar el sabor y hacerlo incluso desagradable).

Realicé un par de muestras y se las dejé a Marina para que los novios pudieran acercarse cuando les fuera bien a su pastelería, de este modo podrían ver las galletas,  su decoración final, que consistía  en la clásica bolsita individual  con la que se protege este tipo de galletas decorada con un pequeño lazo de rafia natural, y lo mejor de todo: Probarlas!!

Nuvia3

Este fue el inicio de estas galletas, unas galletas de boda que me gustó mucho realizar, y que pese a que el diseño original de las mismas no es mío, estuve encantada de reproducir un estilo tan fino y delicado como este.

Nuvi i nuvia

A los novios, darles las gracias y desearles lo mejor!! Sobretodo mucho, pero mucho, mucho LOVE!!! ❤ ❤ ❤ Enhorabuena, chicos!!!!

Sin Lactosa

Ayer preparé por primera vez una tarta sin lactosa. Buscando por la red alguna receta de bizcocho que me resultara atractiva, me dí cuenta de que existen muchas dudas acerca de esta patología que suele confundirse con la alergia a la proteína de la leche de vaca, así como de los productos que pueden o no consumir los intolerantes a la lactosa.

Por ello, hoy he querido hacer este post en el que, a grandes rasgos, intentaré explicar lo mejor que me sea posible, las principales diferencias entre una y otra patología.

Sin lactosa face

Pese a saber qué no debía llevar la tarta me encontré con grandes dificultades a la hora de discernir si un producto contenía o no lactosa. Y es que como muchos de vosotros ya sabéis, hoy en día nos encontramos con un gran número de productos que pese a que entre sus ingredientes clásicos no se cuenta la leche ni derivados de la misma, por cuestiones imagino que económicas, si leemos la etiqueta de los mismos vemos que contienen leche, (por poner sólo un ejemplo, el pan que compramos en los supermercados, sí, fijaos en la etiqueta y veréis como, no sé si en el 100% de los casos, pero en la mayoría de los casos sí, contienen, entre otras muchas cosas más, productos lácteos).

La lactasa es una enzima producida en el intestino delgado, normalmente o por lo menos antes, en una época en la que los alimentos eran más naturales de lo que son hoy, la tenían los niños y a medida de que ibamos creciendo, esta empezaba a producirse cada vez menos, lo que provocaba y provoca esas típicas molestias gastrointestinales tras la toma de un vaso de leche, por ejemplo, en las personas adultas. Esa sensación de “la leche no me sienta bien”, pues probablemente no te siente bien porque tu intestino ya no fabrica tanta lactasa, de modo que no puede romper toda la lactosa consumida, estos restos de lactosa pasaran al intestino grueso donde serán descompuestas por las bacterias de este, generando unas sustancias de desecho que son provocarán los síntomas asociados a esta patología: hinchazón abdominal, dolores, gases, etc.  A esta patología la denominamos Intolerancia a la lactosa. Como en todo, hay personas que son más o menos intolerantes a la lactosa, es por ello que en muchos casos los intolerantes a la lactosa pueden consumir yogur sin tener ningún tipo de molestia. En cambio, en otros casos la intolerancia es mucho mayor, debiendo dejar de lado todo tipo de productos lácteos.

Lactosa2

¿Cómo podemos saber qué productos contienen lactosa?  En un principio, todos los productos deberían ir correctamente etiquetados con sus ingredientes y, sería bueno que todos indicaran de manera visible, si contienen alérgenos y cuáles son estos.Pero, no todos los productos que encontramos en el super van etiquetados así, de una manera tan clara. En la página de Productos de la Asociación de Intolerantes a la Lactosa, encontraréis un listado de productos aptos para el consumo de las personas que sufren esta patología que seguro os ayudara en esta tarea.

Me he dado cuenta de que a menudo, la intolerancia a la lactosa se confunde con la Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca y viceversa. La intolerancia a la lactosa NO es una alergia y la respuesta de nuestro cuerpo a los alimentos que contienen lactosa nada tiene que ver con la respuesta inmunológica de las personas que sufren APLV, en el que se presenta una reacción alérgica, (síntomas cutáneos, digestivos, etc.),  cuando se exponen a dicho alérgeno provocada por una respuesta inmunológica, es decir, hay una reacción del sistema inmunitario. La reacción es diferente según el grado de sensibilidad y la cantidad de proteína ingerida.

No sé si me he explicado demasiado bien…tiendo a escribir y a escribir y acabo enrollándome demasiado pero, la intención era aclarar las posibles dudas que puedan surgiros cuando tengáis que hacer una tarta o algún postre Sin Lactosa.

A grosso modo, os he detallado las diferencias principales y, tened presente que aunque un producto  NO contenga lactosa y se etiquete como tal, NO es apto para personas que sufran APLV  y en estos casos, si eliminamos todos los ingredientes lácteos, habrá que tener en cuenta también una posible contaminación cruzada, (por ejemplo, una nata vegetal que esté elaborada en unas instalaciones en las que también se trabaje con lácteos).

Sin lactosa1

Una recomendación: Indicad siempre los ingredientes que utilizáis, así lo tendréis todo controlado! 😉

Que tengáis un buen fin de semana!

Halloween is coming

Estos días estamos inmersos en distintos proyectos: Por un lado las galletas de una boda, por otro una tarta sin lactosa y, pensando en los momentos libres en cómo serán las galletas para la noche de Halloween/La Castanyada.

De momento tengo claro que quiero hacer dos versiones, unas de estilo más vintage y otras con una estética “más infantil”, por llamarlo de algún modo…Hoy, después de tantos días sin pasar por aquí y sin publicar nada, he querido dedicar unos minutos a enseñaros la primera de estas galletas vintage:Castanyada 1

Soy súper fan de ésta estética “tim burtoniana”, y las noches  de Halloween/La Castanyada aprovecho para sacar a pasear esta parte de mí 😉

Estos días, seguiré trabajando en las galletas para la noche de los difuntos,  en breve, todos los diseños aquí, en http://www.bakinglove.es .

Tiramisú o Cómo nos hemos despedido del verano

Hace años, durante una cena en casa de mi amiga Jessica, ella y su marido Raúl nos prepararon de postre un tremendo tiramisú. Con sólo verlo,  se me pusieron los ojos como platos y al probarlo, no pude hacer más que levantar la mirada y preguntar: “Podré repetir?…”

Tiramisu3

Tras repetir, y mientras saboreaba el segundo chupito de Amaretto, les pedí la receta de este Tiramisú del que ya me había comido dos generosos trozos. Al cabo de un par de días, recibí vía email esta receta de la que no me he vuelto a separar, una receta que siempre me lleva a recordar a mis amigos y a aquella fantástica cena y a la que siempre recurro cuando tengo que preparar este tradicional postre italiano.

Al parecer, estos postres serían originarios de Siena y fueron preparados en honor de la visita del Gran Duque Cosimo de Medici III, recibiendo en aquél momento el nombre de Zuppa del Duca. Al volver a Florencia, el Gran Duque se llevó con él la receta que, en el sg. XIX, acabaría popularizándose entre los intelectuales ingleses y artistas que vivían en Florencia Así fue como este postre viajó hasta Inglaterra, donde su popularidad fue en aumento.*

Tiramisu

Habitualmente, suele presentarse en bandejas grandes en las que se va cortando el tiramisú, pero en esta ocasión y a modo de despedida del verano, he querido darles este look veraniego y “ready to go”, aunque no sea esta su presentación común y pese a que el envase no es transparente, creo que ésta era la forma de transmitir ésa esencia tan de agosto, ésas idas y venidas a la playa, ése no estar en casa y salir a disfrutar.

Y ahora sí, os dejo con esta receta que a mi, hace ya tiempo, me robó el corazón.

Tiramisu 2

ITIRAMISÚ !!

Ingredientes para 6 personas:

2 claras de huevo

4 yemas

100 gr. de azúcar

400 gr. de queso mascarpone

200 gr. de bizcochos de soletilla

175 ml. de café

200 gr. de chocolate negro

cacao en polvo

Preparación: Empezamos preparando un café fuerte, si el café es de calidad, mejor que mejor. Una vez hecha la cafetera, lo dejamos reposar para que se enfríe. Mientras tanto, montamos las claras a punto de nieve. Una vez montadas y, en otro bol, batimos bien las yemas y el azúcar, hasta que clareen y obtengamos una consistencia más bien espumosa. Es ahora cuando, poco a poco, vamos añadiendo el mascarpone a la vez que seguimos batiendo. Cuando lo tenemos ya todo incorporado e integrado, añadimos a esta preparación las claras que habíamos montado previamente y mezclamos. En el molde elegido, vamos colocando una base de bizcochos de soletilla que empaparemos bien con el café. (En este punto, y si nos apetece, podemos añadirle un poco de licor al café, lo que aportará otros matices aromáticos al postre. Como buena fan del Amaretto que soy, y tratándose de un postre tradicional italiano, suelo añadirle Amaretto). Una vez empapados, los cubrimos bien con parte de la mezcla preparada. Ya cubiertos, añadimos el chocolate negro rallado. Hecho esto, disponemos otra capa de bizcochos y repetimos el proceso, empapando los bizcochos en café, cubriéndolos con la mezcla y acabando el postre decorándolo con un poco de cacao en polvo. Cubrimos con papel film y dejamos reposar en nevera durante un mínimo de 5 horas, os recomiendo que mejor lo dejéis reposar toda la noche.

Espero que os guste por lo menos tanto como a mí!!!

*Información extraída de la página What´s Cooking America

Cookies & Milk

Volvemos a la carga tras este mes en el que hemos disfrutado de los placeres mundanos, (terrazas, noche, tapitas y cervezas bien frías), pero en el que también hemos intentado desconectar del día a día para ir perfilando y ordenando las ideas mientras vamos elaborando nuestro plan de empresa, (cualquier día de estos haré un post sobre el tema, ya que   dar un paso adelante en el proyecto supone un cambio, un cambio drástico y vital, no sólo a nivel profesional sino que también a nivel emocional, mueve y remueve…). El caso es que, en alguno de los momentos en los que me he sentado en el sofá a redactar o más bien a ordenar ideas, me he concentrado al máximo, llegando a evadirme de todo lo que me rodeaba, ése elevado nivel de concentración dura solo unas pocas horas, diría que alrededor de 2 horitas, momento tras el cual “despertaba” de ese estado y me levantaba para prepararme algo para merendar. Ay, bendito momento merienda!!!

Cookies and Milk 2

Normalmente me preparaba una pequeña tostadita con tomate y aceite acompañada de algún cafetito, pero si en el tarro de galletas de mi cocina había cualquier tipo de galleta, (ya fueran mías o industriales tipo María, Digestive o incluso Oreo), me lanzaba a por ellas. Al principio, me acercaba tímidamente al tarro, levantaba la tapa y cogía una, (va, solo una que con tanta tapita acabaré el verano rodando, me decía), me preparaba mi café con leche de avena, (sí, consumo leche de avena de modo habitual y me gusta cómo queda con el café), me sentaba, cogía la galleta suavemente y la mojaba en el café. Con un par de mordiscos la galleta desaparecía, así que de nuevo iniciaba el ritual, acercándome al tarro de galletas y cogiendo de nuevo solo una…

Cookies and Milk 3

Sólo una, sólo una más…Me sentaba en la barra de la cocina, cogía la galleta, la mojaba en mi café con leche de avena y de nuevo en un par de mordiscos, adiós galleta!!…Este ritual lo he llegado a repetir hasta cuatro veces, sí, cuatro…De modo que, para mí, no existe merienda alguna tan deliciosamente tentadora y sabrosa como esta, (que además tiene “ritual” incluido y todo…).

Cookies and Milk

En honor a tan sencilla y rica merienda, he querido preparar estas galletas decoradas con glasa a imagen y semejanza de mi gesto cuando muerdo la galleta en un vaso de leche o en un café con leche… 😉

Está claro, esta es mi merienda favorita! Cuál es la tuya?

Más que Galletas

Faltan apenas unos días para la llegada de la Navidad y, estos días previos  son pura locura!! Tanta locura que sólo veo galletas…galletas por todas partes! (Hasta creo que sueño con galletas…)

Como sabéis, las galletas decoradas son una de las cosas que más me gusta hacer. Tienes frente a ti una galleta con una forma extraña, (antes de decorarla o tiene una forma muy clara o únicamente las personas que llevan a sus espaldas unas cuantas galletas hechas saben distinguir de qué se trata), a partir de este momento debes elegir colores, hacerlos manualmente, pensar en la textura, en los detalles que aplicarás, etc.

Ninots neu face

Todo este trabajo de búsqueda y creatividad suele pasar desaparcibido y es una pena, porque las galletas decoradas pierden así gran parte de su valor, olvidando  que son más que galletas, que a través de esta pequeño dulce tan común y habitual  puedes enviar un mensaje de amor, de acompañamiento, de cercanía, puedes despertar sonrisas, dar las gracias,  hacerle un guiño a un amigo o simplemente, tener un detalle con alguien.

Pack Face  Y para mí, eso es lo bonito, saber que a través de algo tan pequeño y a lo que estamos tan habituados como es una galleta, podemos hacer algo tan grande como despertar emociones y sonrisas.

Pack Reno i Santa Claus

Es casi como constatar que la felicidad está en las pequeñas cosas…

Felices Fiestas!!

Llegó el gran día!! : La vuelta al cole!!!

Desde la noche de San Juan, día en que los más pequeños se despiden del colegio, hasta el inicio del nuevo curso escolar, hay un lapsus de tiempo llamemosle, considerable… Durante todo este período, los niños y las niñas van a casales, hacen talleres, se quedan con los abuelos, etc., pero cuando acaba agosto todos los padres y las madres dicen lo mismo: Locura!!

No sé si debe a todas estas semanas sin colegio, si tiene que ver con el tremendo calor y humedad tan típico de estas fechas y de nuestro clima Mediterráneo o si es que tanto tiempo sin una marcada rutina, les acaba aburriendo sobremanera, pero sea como sea y llegados a este punto todos fijan la vista en un día, una fecha que parece tener el mismo sabor que el llegar a la meta tras haber andado un largo camino o  haber corrido una maratón.

Ése día es el de la vuelta al cole!!!

Back to School 2

En honor a una fecha tan emblemática como deseada, hemos querido hacer este Kit de Galletas decoradas con glasa, (con falsa goma Milan Nata incluida!!! 😉 ), para “conmemorar” tan esperado día!!!

Un Kit para disfrutar con los más pequeños de este día que al final, resulta especial para todos: Para ellos se acaban las vacaciones e inician un nuevo curso escolar, algunos incluso empiezan sus “clases de mayores”.  Para vosotros llega, ahora sí que sí, la vuelta a la normalidad, aunque ello también suponga, un poco más de tranquilidad.

Por ello, os deseamos a todos, una feliz Vuelta al cole!!

Back to school

Los postres del domingo

No hay domingo que se precie sin postres, o por lo menos eso me parece a mi!

De niña, de la mano de mi abuela descubrí los caramelos de violeta. Recuerdo que me los trajo de Madrid, como detalle de algún viaje que haría, (de eso ya no me acuerdo). Yo soy de Barcelona, era pequeña y no tenía ni idea de que existían aquellos pequeños caramelos con forma de flor y de color violeta que además, sabían a violeta, y que eran y son típicos de Madrid. Aquel sabor me encantó y me ha seguido cautivando desde entonces.

Por ello, en seguida me llamaron la atención aquellos cupcakes de Casis y Violetas del libro Cupcakes, Cookies y Macarons de Alta Costura, de Patricia Arribálzaga. Hace poco más de un mes tuve el placer de asistir como alumna a uno de los cursos presenciales de decoración de galletas que realiza en su Atelier de Sitges, su amabilidad, paciencia y generosidad, así como lo mucho que se aprende en sus clases, me hicieron regresar a casa con ganas de más. Ganas de saber más, de aprender más y sobre todo, con ganas de asistir cuando me sea posible, a otro de sus cursos. Supongo que esto fue lo que me llevó a revisar de nuevo su libro y allí me reencontré con esta receta. Parecía que casi podía oler ese aroma de violetas, tanto que irremediablemente caí en la tentación y decidí, sí o sí, probar la cobertura de esos cupcakes de grosellas negras que a través de las páginas del libro, parecían decirme: “Cómeme”…

La primera vez que me puse manos a la obra con esta receta, lo hice versionando los cupcakes de casis y violetas al transformarlos en minicupcakes, (a mi me gustan más así, como pequeños bocaditos),. y sólo puedo decir que si  el aroma del chocolate con leche me parece ya embriagador,  junto con el aroma de violetas es una perdición!!

Hoy, como cada domingo, he hecho los postres y he querido utilizar de nuevo esta cobertura, en esta ocasión para decorar estos mini pasteles.

De violetes

Sin más, os dejo con mi adaptación de la receta de esta riquísima ganache de Chocolate con Leche y Violetas.

Feliz domingo!!

Ganache de chocolate con leche y violetas

Ingredientes:

300 gr. de chocolate con leche

90 ml. de nata líquida

7 gr. de pasta de violetas

(Podéis sustituir la pasta por aromas naturales de violetas, adaptando la cantidad a utilizar según indicaciones del fabricante).

De violetes1

Preparación:

Cortamos el chocolate en trozos y lo reservamos en un bol.

Calentamos la nata líquida y, antes de que empiece a hervir, la vertemos sobre el chocolate que tenemos reservado. De forma manual, batimos hasta que todo el chocolate se haya integrado con la nata líquida y no quede ningún pedazo sólido.  Guardamos esta preparación envuelta en papel film y en el interior de un recipiente hermético durante 24 horas a temperatura ambiente.

Pasado este tiempo ya podemos empezar a montarla. Para ello, colocaremos la mezcla en un bol y batiremos con la batidora eléctrica hasta que adquiera la textura y consistencia necesaria para poder decorar vuestros cupcakes o tartas.

De violetes2

El ganache, es una cobertura y relleno con cuerpo, sólo apto para amantes del chocolate, por ello, esta ganache resulta ideal como cobertura de cupcakes, de tartas e incluso como relleno de pequeñas lionesas que podemos decorar con algunas violetas.