Tiramisú o Cómo nos hemos despedido del verano

Hace años, durante una cena en casa de mi amiga Jessica, ella y su marido Raúl nos prepararon de postre un tremendo tiramisú. Con sólo verlo,  se me pusieron los ojos como platos y al probarlo, no pude hacer más que levantar la mirada y preguntar: “Podré repetir?…”

Tiramisu3

Tras repetir, y mientras saboreaba el segundo chupito de Amaretto, les pedí la receta de este Tiramisú del que ya me había comido dos generosos trozos. Al cabo de un par de días, recibí vía email esta receta de la que no me he vuelto a separar, una receta que siempre me lleva a recordar a mis amigos y a aquella fantástica cena y a la que siempre recurro cuando tengo que preparar este tradicional postre italiano.

Al parecer, estos postres serían originarios de Siena y fueron preparados en honor de la visita del Gran Duque Cosimo de Medici III, recibiendo en aquél momento el nombre de Zuppa del Duca. Al volver a Florencia, el Gran Duque se llevó con él la receta que, en el sg. XIX, acabaría popularizándose entre los intelectuales ingleses y artistas que vivían en Florencia Así fue como este postre viajó hasta Inglaterra, donde su popularidad fue en aumento.*

Tiramisu

Habitualmente, suele presentarse en bandejas grandes en las que se va cortando el tiramisú, pero en esta ocasión y a modo de despedida del verano, he querido darles este look veraniego y “ready to go”, aunque no sea esta su presentación común y pese a que el envase no es transparente, creo que ésta era la forma de transmitir ésa esencia tan de agosto, ésas idas y venidas a la playa, ése no estar en casa y salir a disfrutar.

Y ahora sí, os dejo con esta receta que a mi, hace ya tiempo, me robó el corazón.

Tiramisu 2

ITIRAMISÚ !!

Ingredientes para 6 personas:

2 claras de huevo

4 yemas

100 gr. de azúcar

400 gr. de queso mascarpone

200 gr. de bizcochos de soletilla

175 ml. de café

200 gr. de chocolate negro

cacao en polvo

Preparación: Empezamos preparando un café fuerte, si el café es de calidad, mejor que mejor. Una vez hecha la cafetera, lo dejamos reposar para que se enfríe. Mientras tanto, montamos las claras a punto de nieve. Una vez montadas y, en otro bol, batimos bien las yemas y el azúcar, hasta que clareen y obtengamos una consistencia más bien espumosa. Es ahora cuando, poco a poco, vamos añadiendo el mascarpone a la vez que seguimos batiendo. Cuando lo tenemos ya todo incorporado e integrado, añadimos a esta preparación las claras que habíamos montado previamente y mezclamos. En el molde elegido, vamos colocando una base de bizcochos de soletilla que empaparemos bien con el café. (En este punto, y si nos apetece, podemos añadirle un poco de licor al café, lo que aportará otros matices aromáticos al postre. Como buena fan del Amaretto que soy, y tratándose de un postre tradicional italiano, suelo añadirle Amaretto). Una vez empapados, los cubrimos bien con parte de la mezcla preparada. Ya cubiertos, añadimos el chocolate negro rallado. Hecho esto, disponemos otra capa de bizcochos y repetimos el proceso, empapando los bizcochos en café, cubriéndolos con la mezcla y acabando el postre decorándolo con un poco de cacao en polvo. Cubrimos con papel film y dejamos reposar en nevera durante un mínimo de 5 horas, os recomiendo que mejor lo dejéis reposar toda la noche.

Espero que os guste por lo menos tanto como a mí!!!

*Información extraída de la página What´s Cooking America

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: