Sin Lactosa

Ayer preparé por primera vez una tarta sin lactosa. Buscando por la red alguna receta de bizcocho que me resultara atractiva, me dí cuenta de que existen muchas dudas acerca de esta patología que suele confundirse con la alergia a la proteína de la leche de vaca, así como de los productos que pueden o no consumir los intolerantes a la lactosa.

Por ello, hoy he querido hacer este post en el que, a grandes rasgos, intentaré explicar lo mejor que me sea posible, las principales diferencias entre una y otra patología.

Sin lactosa face

Pese a saber qué no debía llevar la tarta me encontré con grandes dificultades a la hora de discernir si un producto contenía o no lactosa. Y es que como muchos de vosotros ya sabéis, hoy en día nos encontramos con un gran número de productos que pese a que entre sus ingredientes clásicos no se cuenta la leche ni derivados de la misma, por cuestiones imagino que económicas, si leemos la etiqueta de los mismos vemos que contienen leche, (por poner sólo un ejemplo, el pan que compramos en los supermercados, sí, fijaos en la etiqueta y veréis como, no sé si en el 100% de los casos, pero en la mayoría de los casos sí, contienen, entre otras muchas cosas más, productos lácteos).

La lactasa es una enzima producida en el intestino delgado, normalmente o por lo menos antes, en una época en la que los alimentos eran más naturales de lo que son hoy, la tenían los niños y a medida de que ibamos creciendo, esta empezaba a producirse cada vez menos, lo que provocaba y provoca esas típicas molestias gastrointestinales tras la toma de un vaso de leche, por ejemplo, en las personas adultas. Esa sensación de “la leche no me sienta bien”, pues probablemente no te siente bien porque tu intestino ya no fabrica tanta lactasa, de modo que no puede romper toda la lactosa consumida, estos restos de lactosa pasaran al intestino grueso donde serán descompuestas por las bacterias de este, generando unas sustancias de desecho que son provocarán los síntomas asociados a esta patología: hinchazón abdominal, dolores, gases, etc.  A esta patología la denominamos Intolerancia a la lactosa. Como en todo, hay personas que son más o menos intolerantes a la lactosa, es por ello que en muchos casos los intolerantes a la lactosa pueden consumir yogur sin tener ningún tipo de molestia. En cambio, en otros casos la intolerancia es mucho mayor, debiendo dejar de lado todo tipo de productos lácteos.

Lactosa2

¿Cómo podemos saber qué productos contienen lactosa?  En un principio, todos los productos deberían ir correctamente etiquetados con sus ingredientes y, sería bueno que todos indicaran de manera visible, si contienen alérgenos y cuáles son estos.Pero, no todos los productos que encontramos en el super van etiquetados así, de una manera tan clara. En la página de Productos de la Asociación de Intolerantes a la Lactosa, encontraréis un listado de productos aptos para el consumo de las personas que sufren esta patología que seguro os ayudara en esta tarea.

Me he dado cuenta de que a menudo, la intolerancia a la lactosa se confunde con la Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca y viceversa. La intolerancia a la lactosa NO es una alergia y la respuesta de nuestro cuerpo a los alimentos que contienen lactosa nada tiene que ver con la respuesta inmunológica de las personas que sufren APLV, en el que se presenta una reacción alérgica, (síntomas cutáneos, digestivos, etc.),  cuando se exponen a dicho alérgeno provocada por una respuesta inmunológica, es decir, hay una reacción del sistema inmunitario. La reacción es diferente según el grado de sensibilidad y la cantidad de proteína ingerida.

No sé si me he explicado demasiado bien…tiendo a escribir y a escribir y acabo enrollándome demasiado pero, la intención era aclarar las posibles dudas que puedan surgiros cuando tengáis que hacer una tarta o algún postre Sin Lactosa.

A grosso modo, os he detallado las diferencias principales y, tened presente que aunque un producto  NO contenga lactosa y se etiquete como tal, NO es apto para personas que sufran APLV  y en estos casos, si eliminamos todos los ingredientes lácteos, habrá que tener en cuenta también una posible contaminación cruzada, (por ejemplo, una nata vegetal que esté elaborada en unas instalaciones en las que también se trabaje con lácteos).

Sin lactosa1

Una recomendación: Indicad siempre los ingredientes que utilizáis, así lo tendréis todo controlado! 😉

Que tengáis un buen fin de semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: