Cookies & Milk

Volvemos a la carga tras este mes en el que hemos disfrutado de los placeres mundanos, (terrazas, noche, tapitas y cervezas bien frías), pero en el que también hemos intentado desconectar del día a día para ir perfilando y ordenando las ideas mientras vamos elaborando nuestro plan de empresa, (cualquier día de estos haré un post sobre el tema, ya que   dar un paso adelante en el proyecto supone un cambio, un cambio drástico y vital, no sólo a nivel profesional sino que también a nivel emocional, mueve y remueve…). El caso es que, en alguno de los momentos en los que me he sentado en el sofá a redactar o más bien a ordenar ideas, me he concentrado al máximo, llegando a evadirme de todo lo que me rodeaba, ése elevado nivel de concentración dura solo unas pocas horas, diría que alrededor de 2 horitas, momento tras el cual “despertaba” de ese estado y me levantaba para prepararme algo para merendar. Ay, bendito momento merienda!!!

Cookies and Milk 2

Normalmente me preparaba una pequeña tostadita con tomate y aceite acompañada de algún cafetito, pero si en el tarro de galletas de mi cocina había cualquier tipo de galleta, (ya fueran mías o industriales tipo María, Digestive o incluso Oreo), me lanzaba a por ellas. Al principio, me acercaba tímidamente al tarro, levantaba la tapa y cogía una, (va, solo una que con tanta tapita acabaré el verano rodando, me decía), me preparaba mi café con leche de avena, (sí, consumo leche de avena de modo habitual y me gusta cómo queda con el café), me sentaba, cogía la galleta suavemente y la mojaba en el café. Con un par de mordiscos la galleta desaparecía, así que de nuevo iniciaba el ritual, acercándome al tarro de galletas y cogiendo de nuevo solo una…

Cookies and Milk 3

Sólo una, sólo una más…Me sentaba en la barra de la cocina, cogía la galleta, la mojaba en mi café con leche de avena y de nuevo en un par de mordiscos, adiós galleta!!…Este ritual lo he llegado a repetir hasta cuatro veces, sí, cuatro…De modo que, para mí, no existe merienda alguna tan deliciosamente tentadora y sabrosa como esta, (que además tiene “ritual” incluido y todo…).

Cookies and Milk

En honor a tan sencilla y rica merienda, he querido preparar estas galletas decoradas con glasa a imagen y semejanza de mi gesto cuando muerdo la galleta en un vaso de leche o en un café con leche… 😉

Está claro, esta es mi merienda favorita! Cuál es la tuya?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: