Tarta de Stracciatella

La palabra Stracciatella, proviene del verbo stracciato, que en italiano significa despedazado y suele hacer referencia al helado de nata o de vainilla con trocitos de chocolate. Al tratarse de un sabor muy suave, acostumbra a ser del gusto de todos, especialmente de los niños y niñas.

Estos días, con la ola de calor, no me apetece nada encender el horno, de hecho, siento que a mi cuerpo tampoco le apetece comer ningún trozo de bizcocho o de tarta típica, en cambio, tengo muchas ganas de preparar y de sentir sabores que, aunque sea sólo por unos instantes, me refresquen. Esta receta me llegó así, como por casualidad, sin buscarla, la recibí en forma d’email a través del popular y fantástico blog de Maria Lunarillos, y de inmediato supe que tenía que hacerla.

Stracciatella Mesque

Os recomiendo que, como amantes de la repostería o de la cocina en general, probéis esta receta. Es muy sencilla de preparar, está buenísima y lo mejor de todo en esta época del año: ¡No necesitamos encender el horno!!

En el enlace anterior, encontrareis la receta original, la que os comenté que había recibido por email, la que os indico a continuación es una adaptación de esta:

Tarta de Stracciatella {Sin Horno}

Ingredientes (molde 22/23 cm.)

La base:

250 gr. de galletas tipo Digestive 

80 gr. de mantequilla

30 gr. cacao en polvo sin azúcar añadido

La mousse:

4 unitades de yogurt griego de stracciatella (500 gr.)

125 gr. azúcar glas

100 ml. de leche

8 hojas de gelatina

500 ml. de nata para montar (M.G. mínima 35%).

100 gr. de chocolate negro en “virutes”

La cobertura:

150 ml. de nata líquida

200 gr. de chocolate

40 gr. de mantequilla

Stracciatella1

Preparación: 

Empezamos con la base, para ello trituraremos bien las galletas. Una vez trituradas, las ponemos en un bol y las mezclamos bien con el cacao en polvo. Cuando lo tengamos bien integrado, añadimos a la mezcla la mantequilla que, previamente, habremos fundido. Mezclamos de nuevo y cuando esté bien integrado, vamos poniendo esta mezcla en la base del molde elegido. Mientras vamos preparando la mousse, dejaremos el molde con la base en la nevera.

En un bol con agua fría, colocamos las hojas de gelatina y las dejamos en remojo 5 minutos. Mientras, vamos calentando la leche y, cuando tengamos las hojas de gelatina blandas, las añadiremos a la leche que se encontrará a una temperatura tebia, y mezclaremos bien. Reservamos esta mezcla de leche y gelatina.

Empezaremos a montar la nata con la batidora y, cuando todavía no la hayamos acabado de montar, le añadiremos el azúcar en forma de lluvia y seguiremos batiendo hasta que tengamos la nata bien montada y reservamos.

Es el momento de añadir los yogures al bol que teníamos reservado con la leche y la gelatina. Lo mezclamos bien y cuando esté bien integrado, añadiremos esta mezcla poco a poco y con movimientos envolventes a la nata montada.

Cuando la mezcla anterior esté lista, le añadiremos las virutas de chocolate, recordad reservar algunas para la decoración final de la tarta, y de nuevo mezclamos con movimientos envolventes y suaves. Ahora que tenemos la mousse lista, la vertemos con cuidado sobre la base de galletas, moviendo suavemente el molde para intentar que esta quede igualada. La cubrimos con papel film y la dejamos reposar en la nevera un mínimo de 4 horas.

Pasado este tiempo, podemos empezar a preparar la cobertura, para ello únicamente debemos romper el chocolate en pedazos que colocaremos en un bol y reservamos. Calentamos la nata líquida y, antes de que empiece a hervir, la vertemos sobre los trozos de chocolate y, con las barillas, la mezclamos hasta que el chocolate esté bien derretido y la mezcla se encuentre integrada. Cuando lo tenemos todo integrado, le podemos añadir la mantequilla en trocitos, y seguimos mezclando hasta que se derrita e integre bien. (La mantequilla será la encargada de dar una cobertura más brillante). Vertemos esta ganache de chocolate que acabamos de hacer sobre la tarta que ya estará fría a modo de cobertura y de nuevo la devolvemos a la nevera donde la dejaremos hasta que sea el momento de servir.

Stracciatella2

Antes de servir, podemos decorarla con las virutas de chocolate restantes. Yo he utilizado también para la decoración, unas bolitas de chocolate blanco y negro así como unas hojas de menta para darle un punto de color y a disfrutarla!! 😉

Stracciatella3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: