La Fiesta de Ona

El pasado domingo día 4, Ona disfrutaba de su primera fiesta de cumpleaños, sus padres le habían preparado una fiesta a su medida: llena de globos y de colores para celebrar su primer año.

En mi “vida pasada”, trabajé varios años con su madre, Jessica, lo que ha promovido que exista entre nosotras un vínculo de amistad y mutuo cariño. Ella me pidió que les preparara para la ocasión, algunas galletas, unos mini cupcakes y el pastel de cumple de Ona!!!

Al tratarse de una fiesta de una niña tan pequeña, me decidí para hacerlo todo con muchísima luz y color.

Las galletas decoradas con glasa son muy bonitas y vistosas pero, pese a que intento equilibrar el sabor reduciendo la cantidad de azúcar en la masa, quiera o no, resultan muy dulces, (las de chocolate resultan menos dulces), y cuando invitas a amigos y familiares a una fiesta lo que deseas no es sólo que encuentren las cosas estéticamente “monas”, sino que también disfruten comiendo y bebiendo con todo lo que les ofreces. Por ello, decidí a hacerle lo que pasé a denominar un “pack” de galletas que consistía en varias galletas de tamaño pequeño, decoradas con glasa con masa de chocolate y masa de mantequilla y de vainilla y otras tantas que no iban decoradas con glasa, lo que automáticamente las convierte en menos dulzonas, pero que tenían forma de botón y en las que teñí la masa con colores suaves y “tiernos”, que a mi parecer, era lo que requería el momento.

Hoy únicamente os mostraré las imágenes de las galletas y, al final del post, intentaré explicaros cómo las hice, (digo intentaré ya que tengo la manía de no anotarlo y después se me olvida…).

Galetes Botó

Para darles un aire “más de botón”, puse un poco de Baker Twine en algunas de las galletas.

Botons

Opté por dar forma de nube a las galletas decoradas con glasa, y como os comentaba, las hice tanto de chocolate como con la masa típica, ya que así me parecía que podrían ser del gusto de todos.

Núvols

Ah! Y como veis en la imagen anterior, horneé algunas de ellas con una pajita de colores que acabé adornando con un lacito.

Núvols per face

Me gusta muchísimo dar diferentes expresiones a las galletas, puede parecer absurdo y tal vez lo sea pero, me da la sensación de que así todas las galletas que tienen cara, tienen su propia personalidad…Sí, tal vez suene raro, pero es lo que me parece…

Lo prometido es deuda y, entre otras cosas, debo ya la receta del Boston Cream y del Rainbow Cake, (la del Rainbow Cake la publicaré antes ya que al ser el pastel que preparé para la fiesta de Ona, aprovecharé el post que haga para explicaros cómo lo hice).

De momento, os cuento cómo preparé las galletas de colores y con forma de botón, las próximas veces iré haciendo fotos del proceso ya que siempre se ve muchísimo más claro, en esta ocasión la verdad, ni siquiera caí en la cuenta…supongo que es lo que nos pasa a las que empezamos a “bloguear”…De todos modos, deciros que si os ponéis manos a la obra con ella, cualquier duda que tengáis podéis indicármelo, os responderé lo antes posible.

Button Cookies o Galletas Botón

Ingredientes: 1 huevo eco – 360 gr. de harina – 130/140 gr. azúcar glas – 200 gr. de mantequilla – 1 pizca de sal – 1 cdta. de pasta de vainilla – Colorantes en gel (yo utilicé rosa y azul) – tapón de botella de agua mineral . (Salen unas 25/30 galletas).

(Nota: Para la masa hice exactamente la misma masa que utilizo para las galletas decoradas pero, incrementando la cantidad de azúcar y cambiando el extracto de vainilla por pasta de vainilla, ya que la pasta, pese al horneado, mantiene su sabor más que el extracto, (que al hornearlo pierde un poco de sabor) y, como estas galletas no iban decoradas, me parecía importante prestar atención a su sabor. Es decir, podéis utilizar la misma masa que la que utilizáis para hacer las galletas decoradas, si os gusta su sabor cuando no están decoradas

Elaboración: Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que estén integrados. Añadirle el huevo y la pasta de vainilla y seguir mezclando hasta que se integren. En otro bol, mezclar la harina y la sal. Tamizar. Una vez tamizada, ir añadiendo la harina a la preparación anterior poco a poco. En este momento y cuando ya estén integradas pero todavía no sea el momento de amasarlas, es cuando podéis dividir la masa en tantas partes como colores hayáis elegido, (os recomiendo elegir únicamente 2 colores y dividir la masa en 3, dejando algunas con el color natural de la masa horneada). Una vez dividida, integrad uno de los colorantes elegidos en la masa, y mezclarla hasta que el color haya quedado bien integrado en ella, (si no os quedarán vetas de colores más fuertes). Hecho esto, amasamos con las manos, (tal y como lo solemos hacer habitualmente). Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la reservamos en la nevera entre 1 y 2 horas. Procedemos del mismo modo con el otro colorante y, por último, con la masa que no hemos coloreado, (es decir que, utilizando 2 colores, en este punto, tendríamos 3 bolas de masa en la nevera). En la imagen siguiente veréis 4 bolas de masa: Rojo, Azul, Verde y la masa de color natural. (Ojo con el color verde y el azul!!! Si vuestro colorante es azul cielo, el color de vuestra masa debe ser un tono subidito, como el de la foto, en caso contrario os quedará una masa con el mismo color que la verde!…).

Masses

Pasado este tiempo, cogemos una de las bolas de masa y la extendemos con el rodillo entre 2 hojas de papel de horno a un grosor de 5/6 mm.  (Yo las hago de 6). Con un cortador de galletas redondo de un tamaño no muy grande, (recordad que estamos haciendo botones, creo que utilicé un cortador de 5 cm de diámetro), cortamos la masa y, posteriormente, le hacemos la hendidura con el tapón. Finalmente, con una pajita le hacemos 2 o 4 agujeros, podemos hacerlas variadas que siempre queda un conjunto más bonito.

Per blog

Hecho esto, yo guardo de nuevo las galletas en la nevera tapadas con papel film para que se enfríen, (mientras las extendemos, cortamos y les hacemos los agujeros, van cogiendo calor y tenemos que recordar que uno de sus ingredientes básicos es la mantequilla, así que si ésta está muy trabajada o si hace mucho calor, cuando las metamos en el horno se pueden deformar y mucho…). En este momento, es cuando enciendo el horno, (aquí también depende de los hornos pero vaya, entre 175/180 º) y las dejo unos 12 minutos, es importante intentar evitar que los laterales nos cojan color ya que esto las afea…

Y ya está! Ya podemos dejar reposar nuestras galletas en la rejilla y una vez frías, decorarlas con Baker Twine para darle el punto final y que salgan unas galletas botón estupendas!!! 😉

Anuncios

2 pensamientos en “La Fiesta de Ona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: